Esfuerzo Juvenil

Revista del Liceo de Niñas de Valdivia. Su primer número data de 1935 y fue el órgano oficial del establecimiento.

En 1940 las editoras precisan que Esfuerzo Juvenil se abría a una nueva etapa, en la que “Esta revista juvenil ve la luz del día llena de esperanzas e ilusiones. Sus páginas serán el fruto de las enseñanzas recibidas en colegio, de las experiencias adquiridas por quienes llevan clavadas en el corazón la fe en el éxito de su esfuerzo. Estas, sus modestas páginas no tienen, pues, otra pretensión que servir de ensayo a las noveles plumas del estudiantado, pero encierran también la esperanza de ser gratas y servir de sano entretenimiento al lector”.

La publicación contó con una editorial y secciones denominadas Literatura, Historia, Ciencias, Economía Doméstica, Plumitas, Crónica Estudiantil, Fechas Históricas, Proverbios, Pasatiempos y Adivinanzas. Posteriormente se incorporaron otras como Página Folklórica, Página Deportiva, Puericultura, Preguntas Tontas, Quita- tiempos, Por los cursos y Correspondencia.

Los textos que alimentaban estas secciones fueron escritos principalmente por las alumnas de liceo. Sin embargo, también se recibieron las colaboraciones del estudiantado de Valdivia. Además la revista, en su sección “Plumitas”, publicó los textos de las alumnas de preparatoria.

En 1942 se creó el Ateneo Amanda Labarca, espacio estudiantil dedicado al cultivo y difusión de las letras. Esta agrupación se encargó de proveer varios de los artículos publicados por Esfuerzo Juvenil. En efecto, se incorporó la sección “Ateneo Amanda Labarca” cuyo objetivo fue dar a conocer la labor de este organismo estudiantil.

Para financiarse constituyó un sistema de suscripción, además de ofrecer sus páginas para la publicación de publicidad comercial.

La colección del Museo de la Educación Gabriela Mistral cuenta con 17 números de esta publicación, correspondientes a los años 1940 y 1950.

El Liceo de Niñas de Valdivia fue fundado en 1903 por las familias y autoridades locales a fin de brindar educación a las mujeres de la ciudad y sus alrededores. Actualmente, recibe el nombre Liceo Santa María La Blanca y es un establecimiento mixto, público y municipal de enseñanza media científica humanista.